Magdalenas de AOVE

IRRESISTIBLES MAGDALENAS DE AOVE

El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) también es un ingrediente fabuloso para los postres. Una grasa saludable que aporta personalidad a muchas recetas dulces. Poco a poco iremos descubriendo algunas de ellas, y me gustaría empezar por una en la que nuestro producto es protagonista indiscutible: Las Magdalenas de la AOVE, las Magdalenas de la Abuela.

Aunque en casa somos de desayunar pan con Gen de Oliva, de vez en cuando variamos de costumbre. Las Magdalenas de AOVE, que siempre gustan a mayores y pequeños, tienen el poder de transportarnos a nuestra infancia. Entonces me gustaba acompañarlas de un chocolate caliente, ahora reconozco que las prefiero con un buen café.

¿QUÉ NECESITO?
– 200 ml de AOVE Gen de Oliva
– 200 g de azúcar
– 16 g de levadura química de repostería
– 250 g de harina de repostería
– 4 huevos pequeños
– La ralladura de un limón o una naranja
– 1 pellizco de sal
– Papelitos de magdalenas

¿QUÉ HAGO?
En un recipiente, a temperatura ambiente, batimos los huevos y el azúcar. Cuando estén bien ligados añadimos, poco a poco, el AOVE. Mezclamos hasta que queda una masa homogénea. A continuación, sin dejar de mover, añadimos la harina tamizada con un colador, el impulsor, la ralladura del cítrico elegido y la sal. Es muy importante que no queden grumos.

Ponemos en los moldes papeles de magdalenas y los rellenamos sin llegar a arriba, no olvides que al hornearlos crecen. Dejamos reposar la masa durante media hora en la nevera. Vamos precalentando el horno a 250º. Justo antes de hornear, espolvoreamos azúcar por encima de la masa (se convertirá en la costra de azúcar tan característica de las magdalenas caseras) y las metemos al horno a 220º (recuerda bajarlo un poco) durante aproximadamente 15 minutos. No abras el horno hasta que pienses que están hechas y compruébalo pinchando un palillo hasta el fondo. Si sale seco, ¡están listas!

Nosotros hemos hecho mini magdalenas de AOVE, porque a los peques les resultan más atractivas, pero el tamaño puede variar según las preferencias. Eso sí, tened en cuenta que el tiempo de horneado puede variar. Recuerda pincharlas para ver si están listas, el palillo tiene que salir seco, pero la magdalena seguirá blandita. No esperes a que esté dura.

No hay comentarios

Publicar un comentario